Fit-Cheese-Cake

I​ngredientes (2 personas):

depositphotos_98092102-stock-photo-cheese-cake-in-glass-isolated
Fit-Cheese Cake

– 1 tarrina individual de queso fresco batido 0% (125 g).
– Edulcorante al gusto o unas gotas de FlavDrops Vainilla.
– Mermelada sin azúcar de fresa o frutos del bosque.
– Harina de avena sabor galleta (yo usé de la marca
Weider).
– Pizca de sal.
– Crema de cacahuete sin azúcar.
– 3 Láminas de gelatina neutra.

Elaboración​:
Pon en remojo las láminas de gelatina neutra, en agua tibia/fresquita.
Vierte el queso fresco batido 0% en un bol y añade una pizca de sal y unas gotas de FlavDrops vainilla (o edulcorante), y lo metes en el micro 1 minuto. Remueve bien y reserva.
En el recipiente donde vayas a tomar el cheese cake, monta la base, añadiendo la harina de avena, una cucharadita de crema de cacahuete y un chorrito de agua
(3-4 cucharadas). Remueve bien con una cucharilla y cuando veas que tiene textura de masa espesa, lo chafas todo en la base. Si te hace falta una cucharada más de agua, se la pones, no pasa nada, como mucho te quedará un pelín más líquida la base. Mételo en el frigorífico.
Vierte las láminas remojadas en el queso fresco batido calentado previamente (hace falta que esté un poco caliente, si se ha enfriado demasiado, introduce en el microondas unos segundos más).
Remueve bien hasta que se deshagan las láminas de gelatina.
Saca el bol donde tienes la base de tu cheese cake del frigorífico y añade el queso fresco batido que has preparado. Mere en el frigo hasta que se cuaje (3-4h). Una vez cuajado, añades por encima la mermelada sin azúcar con cuidado y vuelves a refrigerar.
Una vez bien asentado, servir bien frío.
¡A disfrutar!

Información Nutricional:
Éste es un postre muy visual, ligero, bajo en grasa y elevado en calcio y en proteínas de calidad. Podría ser una buena opción para merendar, también.
¡Que aproveche!

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close