Canela, mucho más que un condimento

La canela es una de las especias conocidas en la cocina desde hace miles de años. Este aromatizante universal, que pertenece a la misma familia que el laurel, proviene de Oriente, donde se sigue cultivando para su exportación a nivel mundial.

Screenshot_20180903-215139~2.png

Más que un condimento digestivo, son bien conocidas las propiedades digestivas de la canela. De hecho, la decocción (cocer en agua) de la corteza es eficaz para estimular las digestiones lentas y, en caso de indigestión, aliviar las molestias derivadas y las flatulencias.

La revista ‘Diabetes Care’ publicó en 2003 un estudio llevado a cabo por el Departamento de Nutrición Humana de la Universidad Agrícola NWFP de Peshawar (Pakistán). La investigación muestra que la ingesta diaria de 1, 3 o 6 gramos de canela (se administró en cápsulas) reduce la glucosa en suero de las personas con diabetes tipo 2. Asimismo, se observa una modesta reducción de triglicéridos, colesterol LDL y colesterol total.

Alimento antioxidante.
La pequeña cantidad de canela empleada en la cocina no proporciona niveles terapéuticos

La industria alimentaria podría emplear estas especias como conservantes naturales, sustituyendo a los conservantes sintéticos más utilizados.

La canela también contiene en su composición proantocianidinas, un tipo de flavonoide antioxidante abundante en los arándanos con conocidas propiedades para cuidar la salud del tracto urinario y frenar las infecciones de orina. Del aceite de canela se estudian sus efectos antibacterianos. Se ha comprobado, en particular, su elevada capacidad (a dosis concretas) de inhibir el crecimiento de hongos, principalmente del género ‘Aspergillus’.

Tras estos datos, la conclusión es clara. La pequeña cantidad de canela empleada en la cocina no proporciona niveles terapéuticos. Así, los mayores beneficios fisiológicos de la canela, al igual que ocurre con otras muchas especias y condimentos, se obtienen tras tomar un suplemento o un extracto. La explicación es sencilla, y es que estos productos contienen una cantidad notablemente mayor del principio activo de la que estaría disponible en el alimento.

Canela en la cocina

En nuestra cocina la canela es un aromatizante imprescindible para postres dulces como pasteles, arroz con leche, bizcochos y cremas pasteleras. En los países asiáticos y árabes se usa en rama, molida o en extracto como esencia de numerosos platos dulces y también salados, sobre todo de carne de cordero y de pollo. Es imprescindible en el té de canela, que conjuga perfectamente los dos alimentos típicos orientales.

A continuación os dejo el en enlace de algunas recetas para poder disfrutar de la canela:

 

Fuente de información Oficial:

http://www.consumer.es

 

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close